COVID-19 | Revisión general | Qué es y cómo prevenirlo.

Actualizado: jul 5

DEFINICIONES

Los coronavirus son una familia de virus de cadena simple de ARN que pueden causar infecciones en el ser humano de gravedad variable. El coronavirus que causa la COVID-19 pertenece a la familia Coronaviridae y es una de las variantes de este tipo de virus.


Los coronavirus también pueden causar diversas enfermedades en animales.


Caso sospechoso


Disponemos al momento también de la definición de "caso sospechoso" de coronavirus.


Contacto estrecho

¿A qué llamamos haber tenido un "contacto estrecho" cuando se trata de la infección por COVID-19?


FISIOPATOLOGÍA


Al momento se cree que la enfermedad sucede de la siguiente forma:


  1. Una persona sana de expone a una carga viral lo suficientemente alta como para que alcance y se una al epitelio respiratorio.

  2. La replicación viral subsecuente hace que aumente la carga viral a un ritmo de crecimiento exponencial. El paciente sigue asintomático hasta este punto.

  3. Los síntomas inician desde que el virus toma el control del metabolismo celular normal (del funcionamiento normal de la célula) y se produce la respuesta de defensa de nuestro organismo a las proteínas virales. A este punto puede existir el suficiente número de virus como para ser detectable a las pruebas y / o ser potencialmente infeccioso para otras personas. No se sabe al momento si alguien pasa de un estado no infeccioso a uno potencialmente infeccioso para otros, sucede en sólo 3 días. En este sentido, una cuarentena de 3 días no protege contra alguien infectado 1 a 2 días antes de la prueba, pero que en el momento de la prueba, no tenía una carga viral lo suficientemente alta como para dar positivo.


EPIDEMIOLOGÍA - DATOS ESTADÍSTICOS

El COVID-19 se detectó por primera vez en la ciudad China de Wuhan en diciembre del 2019.


La incidencia ha ido aumentando paulatinamente. La tasa de mortalidad puede variar según la edad y las comorbilidades (otras enfermedades en el mismo paciente) existentes. Entre las comorbilidades se ha reportado a las enfermedades cardiovasculares, la diabetes mellitus, las enfermedades crónicas respiratorias, entre otras. La escala global de mortalidad está 1,7 % y 4,5%.


La mediana de edad es de 51 años (rango 2 a 100 años) con una mayoría de casos (77,8 %) entre 30 y 69 años. El 58.1 % de estos casos han sido varones.


Período de incubación es de 5 días aproximadamente (intervalo de confianza 95% de 4 a 7 días). El tiempo de incubación puede variar de 2 a 14 días según otros estudios.



En un estudio cuyos pacientes en promedio tenían 59 años de edad con neumonía e infección por COVID-19, 57% fueron hombres.


En #Ecuador se reportó el primer caso de enfermedad por COVID-19 a fines de enero 2020 en la ciudad de #Guayaquil. El 11 de marzo del 2020 la Organización Mundial de la Salud categorizó al COVID-19 como una pandemia.


Un síndrome de distres respiratorio del adulto puede desarrollarse entre el 17 al 29% de pacientes hospitalizados.


La tasa de letalidad general (en casos confirmados) fue del 2,3% según un estudio. Es de destacar que los casos fatales fueron principalmente pacientes de edad avanzada, en particular aquellos con edad ≥ 80 años (alrededor del 15%) y de 70 a 79 años (8.0%). Aproximadamente la mitad (49.0%) de los pacientes críticos y afectados por comorbilidades preexistentes como enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas y enfermedades oncológicas, murieron. Si bien el 1% de los pacientes tenían 9 años o menos, no se produjeron casos fatales en este grupo.


ETIOLOGÍA - CAUSAS


En diciembre 2019 se descubrió por primera vez una enfermedad producida por el COVID-19 y a fines de enero del 2020, la Organización Mundial de la Salud declaró la emergencia de salud internacional. Se cree que el método principal de transmisión se produce por la propagación de gotas que transportan partículas de virus.


La vía de transmisión entre humanos se considera similar al descrito para otros coronavirus a través de las secreciones de personas infectadas, principalmente por contacto directo con gotas respiratorias de más de 5 micras (capaces de transmitirse a distancias de hasta 2 metros) y las manos o los objetos contaminados con estas secreciones seguido del contacto con la mucosa de la boca, nariz u ojos.


El coronavirus puede persistir en superficies inanimadas como metal, vidrio o plástico hasta por 9 días, y, como se indica posteriormente, puede inactivarse de manera eficiente mediante procedimientos de desinfección de la superficie con etanol al 62 - 71%, peróxido de hidrógeno al 0.5% o hipoclorito de sodio al 0.1% en un minuto.




DIAGNÓSTICO

Se sigue estudiando sobre la presentación clínica de la enfermedad en humanos.  La presentación clínica puede variar desde una enfermedad con curso leve y benigno a una enfermedad severa e incluso fatal. En las primeras etapas de la infección, es posible que el virus no se detecte.


Los autores del informe del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades dividieron las manifestaciones clínicas de la enfermedad por su gravedad:


  • Enfermedad leve: no neumonía y neumonía leve; esto ocurrió en el 81% de los casos.

  • Enfermedad grave: disnea, frecuencia respiratoria ≥ 30 / min, saturación de oxígeno en la sangre (SpO2) ≤ 93%, relación PaO2 / FiO2 [la relación entre la presión sanguínea del oxígeno (presión parcial de oxígeno, PaO2) y el porcentaje de oxígeno suministrado (fracción de oxígeno inspirado, FiO2)] <300, y / o infiltrados pulmonares> 50% en 24 a 48 horas; esto ocurrió en el 14% de los casos.

  • Enfermedad crítica: insuficiencia respiratoria, shock séptico y / o disfunción orgánica múltiple (MOD) o falla (MOF); esto ocurrió en el 5% de los casos.


Entre las manifestaciones clínicas graves, hay neumonía severa, síndrome de distres respiratorio del adulto, sepsis y shock séptico. El curso clínico de la enfermedad parece predecir una tendencia favorable en la mayoría de los pacientes. En un porcentaje aún por definir de casos, después de aproximadamente una semana hay un empeoramiento repentino de las condiciones clínicas con insuficiencia respiratoria que empeora rápidamente.


Signos y síntomas


Enfermedad no complicada (leve): Estos pacientes generalmente presentan síntomas de una infección viral del tracto respiratorio superior, que incluye fiebre leve, tos (seca), dolor de garganta, congestión nasal, malestar general, dolor de cabeza, dolor muscular o malestar general. Los signos y síntomas de una enfermedad más grave, como la disnea, no están presentes. En comparación con las infecciones previas por el coronavirus humano, los síntomas no respiratorios como la diarrea son difíciles de encontrar. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK554776/


La evidencia anecdótica se está acumulando rápidamente en sitios de todo el mundo de que la anosmia (falta de olfato) y la disgeusia (falla en el sentido del gusto) son síntomas significativos asociados con la pandemia de COVID-19. La anosmia, en particular, se ha observado en pacientes que finalmente dieron positivo para el coronavirus sin otros síntomas. Proponemos que estos síntomas se agreguen a la lista de herramientas de detección para una posible infección por COVID-19. La anosmia, la hiposmia y la disgeusia en ausencia de otras enfermedades respiratorias como la rinitis alérgica, la rinosinusitis aguda o la rinosinusitis crónica deben alertar a los médicos sobre la posibilidad de infección por COVID-19 y justificar una seria consideración para el autoaislamiento y las pruebas de estos individuos. (American Academy of Otolaryngology Head and Neck Surgery 2020_03_22).



Al inicio de la enfermedad se ha reportado:


Fiebre (43 al 98%)

Tos (68 al 82%)

Tos seca (59.4 %)

Mialgias (dolor musculares) o fatiga (38 al 44%)

Disminución de la respiración (31%)

Esputo (28 al 33 %)

Congestión nasal (4.8%)

Rinorrea Secreción nasal (4%)

Dolor de garganta (13.9 % al 17.4 %) se ha reportado ocasionalmente.


Menos comúnmente se ha reportado dolor de cabeza, tos con expectoración, diarrea, náusea y vómito. Los síntomas de la enfermedad en más de un 80% son leves (fiebre, tos, expectoración, malestar general), mientras que aproximadamente el 20% pueden tener manifestaciones clínicas más graves (neumonía y complicaciones clínicas) que requieran ingreso hospitalario.


Según la información china de Wuhan, las pruebas de temperatura, aunque prácticas, solo tienen una precisión del 65%. Se observó que sólo el 65% de quienes acudieron al hospital tenían temperatura elevada, aunque más tenían antecedentes de fiebre.


Pruebas diagnósticas


Para identificar el virus se ha utilizado, entre otros, el PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real para detección de COVID-19 con hisopado en nasofaringe u orofaringe. Las muestras pueden ser almacenadas a 4º centígrados hasta por 3 días luego de la colección.


La prueba de PCR es la única forma de identificar con precisión la carga viral en las primeras semanas mientras que el anticuerpo IgM comienza a aumentar alrededor del día 5 a 7 y la IgG no es detectable usualmente hasta aproximadamente el día 14 y en realidad solo es bueno para la vigilancia epidemiologógica e inmunidad colectiva.


La biometría hemática puede demostrar leucopenia (disminución de los leucocitos) o leucocitosis (aumento de los leucocitos) entre el 24 al 30% o linfopenia (disminución de los linfocitos) en el 35 al 83 % de los casos.


La ALT (alaninoaminotransferasa) y la AST (aspartatoaminotransferasa) pueden estar elevadas en el 37% de los casos.


La procalcitonina suele estar normal a la admisión y la tomografía de tórax puede demostrar infiltrados bilaterales en la mayoría de pacientes.


DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

Es importante el poder diferenciar una infección por COVID-19 de otras infecciones o enfermedades que pueden presentarse con los mismos síntomas iniciales.


Los síntomas de las primeras etapas de la enfermedad son inespecíficos usualmente. El diagnóstico diferencial debe incluir la posibilidad de una amplia gama de trastornos respiratorios comunes infecciosos y no infecciosos. Virus involucrados pueden ser: Adenovirus, Influenza, Metapneumovirus humano (HmPV), Parainfluenza, Virus sincitial respiratorio (VSR), Rinovirus (resfriado común).


TRATAMIENTO


Hasta el momento no existe ningún tratamiento específico.


Los coronavirus humanos se inactivan de forma eficiente en presencia de etanol al 95% o de hipoclorito sódico en concentraciones superiores al 0.1%.


Los pacientes con una enfermedad leve pueden no requerir ser hospitalizados, no obstante, pueden empeorar progresivamente hacia la segunda semana de enfermedad razón por la cual deben ser evaluados de cerca. Posibles factores de riesgo para un deterioro clínico (que empeore la enfermedad) incluyen la edad avanzada, enfermedades crónicas de base, embarazo, entre otros.


La decisión de tratar a un paciente con o sin hospitalización debe ser tomada según cada paciente. Esta decisión no depende solamente de la presentación clínica, sino también de la factibilidad de un control cercano.


PREVENCIÓN

Para protegerse del contagio, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que se siga una higiene básica, por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia, estar hidratado, taparse la boca con el brazo o un pañuelo al toser, y quedarse en casa si le parece que está enfermo.


El SARS-CoV ha sido inactivado por la luz ultravioleta (UV) a 254 nm, por el tratamiento térmico a 65 ° C o mayor, por las condiciones alcalinas (pH> 12) o ácidas (pH <3), o por los tratamientos con formalina y glutaraldehído.


Según la "American Academy of Otolaryngology Head and Neck Surgery" el 23 marzo 2020 sugiere: "Hasta que el suministro de materiales de prueba alcance la creciente demanda de pruebas, habrá circunstancias en las que se desconoce el estado COVID-19 de estos pacientes. Por lo tanto, cuando un examen detallado o un procedimiento quirúrgico es necesario para la atención urgente o de emergencia y el estado COVID-19 del paciente no puede confirmarse, entonces el paciente debe manejarse como si fuera COVID-19 positivo. Esta consideración debe aplicarse independientemente de si se encuentra en una oficina, hospital o quirófano. Además, el proveedor y el personal circundante deben tener el equipo de protección personal necesario. Se debe prestar especial atención a limpiar el equipo y las superficies contaminadas con desinfectantes apropiados (por ejemplo, ≥ 70% de alcohol) según lo recomendado por los CDC".



Cómo protegerse a usted mismo:

Al momento no disponemos de una vacuna contra la infección por coronavirus. Podemos disminuir el riesgo de infección siguiendo estas indicaciones:


  • Lavarse las manos con agua y jabón en forma frecuente por al menos 20 segundos.

  • Evite toparse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavarse.

  • Evite el contacto cercano con personas que están enfermas. La distancia recomendada a mantenerse es de al menos 1,5 a 2 metros de distancia.


Cómo proteger a los demás:


Si tiene síntomas compatibles con un resfriado, puede proteger a los demás siguiendo las siguientes indicaciones:

  • Quédese en casa mientras esté enfermo

  • Evite el contacto cercano con otras personas. La distancia recomendada a mantenerse es de al menos 1,5 a 2 metros de distancia.

  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo facial desechable al estornudar o toser, luego bótelo en la basura y lávese las manos

  • Limpie y desinfecte las superficies y los objetos. El tiempo estimado de vida del virus en las diferentes superficies está descrito a continuación.

¿Uso de mascarillas?


El "CDC no están haciendo recomendaciones para que las personas que no están enfermas usen mascarillas para protegerse de enfermedades respiratorias". Los pacientes solamente deberían utilizar mascarillas si un profesional médico lo recomienda.


"Las personas que tengan el COVID-19 y muestren síntomas deben usar una mascarilla".


"El uso de mascarillas también es crucial para los trabajadores de la salud y otras personas que estén cuidando, en entornos cerrados, a alguien que tenga el COVID-19 (en casa o en centros de atención médica)".


¿Vitamina C para "fortalecer las defensas" contra el COVID-19?


Respuesta:


No sirve, lamentablemente. No hay estudios que demuestren efectividad en la disminución de la severidad y frecuencia de las infecciones respiratorias en humanos.





Fuentes:


https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/hcp/clinical-guidance-management-patients.html

https://www.cdc.gov/coronavirus/about/prevention.html

https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/faq-sp.html

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/Procedimiento_COVID_19.pdf

Inactivation of the coronavirus that induces severe acute respiratory syndrome


Más información en:


COVID-19 | A nuestros pacientes | Importante | Cuidados en la consulta médica

El consentimiento informado en Otorrinolaringología | COVID-19

COVID-19 | Revisión general

COVID-19 | Interpretando las pruebas diagnósticas

COVID-19 | Asintomáticos contagiando

COVID-19 | Cómo puede mi práctica minimizar las posibilidades de exposición?

COVID-19 | Cuándo acudir al médico

COVID-19 | Diagnóstico diferencial

COVID-19 | Mortalidad

COVID-19 | Prevención

COVID-19 | Cómo prevenir la propagación

COVID-19 | Cirugías electivas | Cuándo reiniciarlas

COVID-19 | Recomendaciones para cirugías electivas

COVID-19 | Definición de "caso sospechoso"

COVID-19 | Pérdida del olfato y del gusto

COVID-19 | Limpieza en casa | CDC

COVID-19 | Falsos negativos en las pruebas

COVID-19 | Familia coronavirus | SARS - MERS



Suscríbete


El Mejor Blog de Otorrino !!!

Mantente al día con las últimas novedades en la Otorrinolaringología




Consulta


Nuestras Especialidades





Dr. Danilo Mantilla

Especialista en Otorrinolaringología

Miembro Activo de la "American Academy of Otolaryngology Head and Neck Surgery"

Centro de Diagnóstico Médico de Otorrinolaringología

www.danilomantilla.com

Quito - Ecuador


Copyright © 2020. Todos los derechos son reservados. La presente guía clínica está concebida como un instrumento de ayuda en la consulta de atención primaria. Se ha procurado que todas sus aseveraciones estén basadas en la evidencia científica más firme, pero su aplicación nunca debe sustituir al juicio clínico del facultativo y la valoración individual de cada paciente.


#coronavirus #covid #COVID #prevencion #cuidados #mascarilla #otorrino #Quito #quito #otorrinolaringología #otorrinolaringologia #otorrinolaringólogo #DrDaniloMantilla #DaniloMantillaOtorrino

12,107 vistas
Horizontal White.png
  • LinkedIn Dr. Danilo Mantilla
  • Canal YouTube Dr. Danilo Mantilla
  • Facebook Dr. Danilo Mantilla
  • Instagram Dr. Danilo Mantilla
  • Twitter Dr. Danilo Mantilla

Powered by:  DIGIEMPRENDEDORES  © 2020

wsp.png