COVID-19 | ¿Cómo interpretar las pruebas diagnósticas?

Actualizado: oct 15

Para comprender mejor la interpretación de las pruebas diagnósticas es necesario familiarizarnos con ciertos conceptos que detallamos a continuación.


DEFINICIONES


Sensibilidad

La sensibilidad es la proporción de todas las personas con enfermedades que tienen la prueba positiva, o la probabilidad de que cuando la enfermedad está presente, la prueba sea positiva. (PID= Positive in disease)


Especificidad


La especificidad es la proporción de todas las personas sin la enfermedad que tienen la prueba negativa, o la probabilidad de que cuando la enfermedad está ausente, la prueba sea negativa. (NIH= Negative in health)


Antígeno | Anticuerpo


Un antígeno es cualquier molécula que puede ser reconocida por el sistema inmunológico. Un anticuerpo es una proteína de nuestro organismo que reacciona contra un antígeno.


PRUEBAS DIAGNÓSTICAS EN COVID-19


Nuestro conocimiento sobre las pruebas diagnósticas continúa en evolución hasta el momento. Disponemos de los estudios que nos permiten la detección del RNA viral, y los estudios que nos permiten la detección de los anticuerpos (las proteínas que nuestro organismo produce para defendernos) contra el coronavirus.


RT-PCR

La prueba RT-PCR (reacción en cadena de la polimerasa transcriptasa reversa), nos permite la detección del RNA viral. Se la realiza usando hisopos que llegan hasta la nasofaringe (la parte más posterior de la cavidad nasal). El hisopado puede realizarse también en la garganta y recientemente incluso en la saliva.



La especificidad es casi del 100% en todas las pruebas de RT-PCR. En algunos estudios la sensibilidad reportada para el PCR ha sido del 98,6%. La positividad de RT-PCR fue mayor en muestras de lavado broncoalveolar (93%), seguidas por las muestras de esputo (72%), hisopado nasal (63%) e hisopado faríngeo (32%).


La positividad de la RT-PCR tiende a disminuir hacia la tercera semana (en algunos casos hasta la sexta semana) y podría detectar en RNA viral en el hisopado nasofaríngeo desde el primer día de inicio de los síntomas.



Pruebas serológicas | IgM e IgG

Las pruebas de diagnóstico serológico (en sangre) miden la respuesta inmune del individuo. Es decir, miden la respuesta inmune del organismo ante la presencia del virus. Este tipo de pruebas son especialmente importantes en pacientes con una enfermedad leve a moderada quienes acuden a la consulta más allá de la segunda semana de haber iniciado los síntomas.


La IgG e IgM se han reportado positivas desde el cuarto día del inicio de los síntomas, alcanzando los niveles más altos hacia la segunda a tercera semana de la enfermedad. La especificidad de las pruebas se ha calculado en el 95%. La IgM alcanza sus niveles más bajos hacia la quinta semana, siendo prácticamente indetectable para la séptima semana al contrario de la IgG que puede ser detectable más allá de este tiempo.


Las pruebas serológicas o de anticuerpos, no deben ser usadas para diagnosticar una infección activa.

Test de antígeno del COVID-19


El 09 de mayo del 2020, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU (FDA) autorizó una prueba de antígeno para la COVID-19, una nueva categoría de pruebas en la pandemia. Estas pruebas de diagnóstico detectan rápidamente fragmentos de las proteínas que se encuentran en el virus o dentro del mismo, mediante el análisis de muestras recolectadas de la cavidad nasal con hisopos. El test de antígeno es un tipo de prueba de diagnóstico diseñada para la detección rápida del virus que causa la COVID-19.