Otorrinolaringología Pediátrica | Quito - Ecuador

Actualizado: oct 15

La Otorrinolaringología Pediátrica (Otorrino Pediatra | Otorrinolaringólogo Pediátrico) es una parte de la especialidad que se dedica al diagnóstico y tratamiento médico (sin cirugía) y quirúrgico (con cirugía) de las enfermedades de los oídos, la nariz y la garganta en los niños.


DEFINICIONES


Otorrinolaringología

La Otorrinolaringología es una especialidad clínico-quirúrgica, parte de la medicina, que se ocupa de las enfermedades de los oídos, la nariz y la garganta tanto en niños como en adultos.


La Otorrinolaringología Pediátrica se ocupa de las patología de oídos, nariz y garganta en niños y adolescentes.


Otorrinolaringólogo (ORL)


El Otorrinolaringólogo, conocido también como "ORL" u "Otorrino", es el médico especialista en las enfermedades de los oídos, la nariz y la garganta en niños y adultos. El ORL se ocupa de realizar las pruebas diagnósticas y procedimientos, así como de dar el tratamiento clínico (sin cirugía) y/o quirúrgico (con cirugía) de las enfermedades que pueden suceder en los oídos, la nariz y la garganta.


Pediátrico


El término pediátrico o pediátrica se refiere al estudio de los temas relacionados con la Pediatría. La Pediatría es la parte de la medicina que se ocupa de los niños.


Otorrinolaringología Pediátrica


Por tanto, en lo referente a la Otorrino Pediátrica (Otorrino Pediatra | Otorrino Pediátrico | Otorrino de niños), como se indicó, se ocupa de las enfermedades de los oídos, la nariz y la garganta en los niños.


Los otorrinolaringólogos pediátricos tratan a niños desde el nacimiento hasta los años de la adolescencia.



TRATAMIENTOS CLÍNICOS


Entre las enfermedades más prevalentes en niños y que pueden ser valoradas por el Otorrino Pediátrico están, entre muchas otras:


Oídos: Otitis media aguda (infecciones de los oídos), otitis media con efusión (presencia de líquido no purulento en el oído), hipoacusia (pérdida de la audición), vértigo ("mareo"), otitis externa, dolor de oído.


Nariz: Rinitis alérgica, rinofaringitis aguda, sinusitis aguda, sinusitis crónica, poliposis nasal, sangrados nasales (epistaxis), tumores nasales, pérdida o alteraciones del olfato.


Garganta: Amigdalitis aguda, amigdalitis crónica, hipertrofia amigdalina, hipertrofia adenoidea, ronquido, apnea de sueño, laringitis, tumores de la boca, mal aliento (halitosis).


En el sitio respectivo podemos tener la información de cada patología.