Otitis Media con Efusión | Otitis media serosa | Diagnóstico y tratamiento

Actualizado: oct 14

La otitis media con efusión, llamada también otitis media serosa, es una inflamación del oído en la cual en el oído medio se depositan cantidades variables de líquido o moco no purulento.


DEFINICIONES


Oído medio


El oído medio es la parte del oído localizada por dentro de la membrana timpánica hasta la pared ósea interna del oídos. El oído medio normalmente es un espacio vacío solamente ocupado por aire, aunque ocasionalmente, por una u otra enfermedad, puede llenarse de líquido, moco, pus, entre otros.


Otitis media con efusión


La otitis media  con efusión (OME) es una enfermedad en la cual existe líquido o mucosidad no purulenta en el oído medio de uno o ambos oídos. Anteriormente era conocida como otitis media crónica serosa o mucoide. 


Esta acumulación de líquido no purulento en el oído medio, puede suceder también en procesos respiratorios agudos, un resfriado por ejemplo. Las "burbujas" que vemos en el oído en el gráfico anexo, claramente no es pus, sino como se ha indicado, es moco transparente.


DIAGNÓSTICO

Otoscocopia


La otoscopia es un componente clave en el diagnóstico. En el Centro de Diagnóstico Médico de Otorrinolaringología la realizamos mediante otoendoscopia o con un otoscopio según sea necesario. Usualmente la membrana timpánica es opaca, sin brillo, con dilataciones vasculares visibles llamadas corona radiada dado que su apariencia parecen los radios  de las llantas de una bicicleta.


Audiometría | Impedanciometría


Estos estudios lo realizados en el Centro de Diagnóstico Médico de Otorrinolaringología, pues son importantes para la valoración de la otitis media con efusión. Dependiendo de cada paciente, es posible se necesiten estudios adicionales que el médico sabrá indicarlos.

​​

PREVENCIÓN


  • La lactancia materna exclusiva puede reducir los episodios de OME en los niños. 

  • La exposición al humo del cigarrillo puede aumentar el riesgo de OME en niños. 

  • Vacunar al niño. 


TRATAMIENTO

El tratamiento puede incluir un manejo conservador, es decir, observar cierto tiempo controlando las patologías asociadas (rinitis alérgica por ejemplo) o, incluso puede ser necesario considerar cirugía (miringotomía con colocación de tubos de ventilación). 


Nuestro médico Otorrino sabrá indicar la mejor opción terapéutica dependiendo de cada situación en particular.